Lo primero que debemos entender es que al hablar de la transformación digital se trata de la aplicación de las capacidades digitales a diferentes procesos, productos y activos con el fin de optimizar la eficiencia y el valor para los clientes, además de gestionar el riesgo y descubrir innovadoras oportunidades de ingreso.

Esto se logra en esencia con el cambio de la manera en que funciona además de cómo brinda valor a sus clientes, esto supone el cambio cultural dentro de las organizaciones y en muchos casos superar el reto de luchar contra los viejos hábitos de cómo se hacen la cosas.

Reorganizar los procesos es un trabajo que requiere mucha paciencia, asertividad y una gran capacidad para engranar cada pieza, como lo hacen los cerrajeros, hasta lograr la mejor manera de realizar las actividades.

Esto puede suponer la reelaboración de productos, estrategias y procesos para un mejor aprovechamiento de la tecnología digital.

El camino hacia la digitalización.

Después de la realización de un examen y de reestructurar (probablemente todas) las áreas de la organización, la cadena de suministro, flujo de trabajo y habilidades de los empleados se debe dirigir la mirada hacia los procesos de discusión a nivel de la junta directiva, la interacción con los clientes y el valor de las partes.

Los pasos dirigidos para la creación de sólidas bases para consolidar la transformación digital son:

  • Cambio de la cultura empresarial y la organización interna: esto se traduce en la adquisición de nuevos hábitos, estas pequeñas modificaciones terminarán por hacer posible realizar un giro de 180° en el comportamiento empresarial.
  • Los departamentos de Tecnología de Información deben tener un cambio profundo para que puedan ofrecer una arquitectura con sistemas adecuados para a la nueva manera de desarrollar las soluciones para el mundo digital.
  • Desarrolla un ambiente innovador dentro y fuera de la compañía haciendo una reflexión en cuanto a los objetivos y el alcance de estas iniciativas a la vez que desarrollan estrategias que refuercen y aceleren la digitalización.
  • El objetivo es destacarse de los demás, diferenciarse de la competencia, mantener presente la nueva manera de dar valor a los usuarios a través del uso de los enfoques tecnológicos para una clara diferencia de los competidores.

Tecnologías clave.

La transformación impulsada por la tecnología y respaldada por la digitalización permite, a través de múltiples procesos clave para hacer frente a la transformación:

  • Computación en nube; esto le concede un fácil y rápido acceso al software que requiera, así como las nuevas funcionalidades, actualizaciones y almacenamiento de datos con la suficiente agilidad para transformarse.
  • Tecnología de la información, esta permite enfocar la inversión de talento, así como lo destinado a investigación y desarrollo de soluciones que respalden los requerimientos y procesos que los diferencian en el mercado.
  • El uso de plataformas móviles hace posible realizar el trabajo en cualquier lugar sin importar el momento.
  • El método de análisis de datos que automatiza la construcción de modelos analíticos machine learning y tecnologías de inteligencia artificial que aporten los conocimientos necesarios para el desarrollo de productos, marketing y ventas.

Por admin